¡Califícanos!

Síndrome del ojo seco: síntomas y causas
¡Califícanos!

El ojo seco es una afección óptica que le afecta a un gran porcentaje de la población. Se estima que en torno al 60% de la población mayor de 45 años y casi la mitad de los mayores de 18, se ve afectada por este problema.

El ojo seco se denomina técnicamente de las siguientes formas:

  • Queratitis sicca. Este concepto se usa para describir la sequedad e inflamación de la córnea
  • Queratoconjuntivitis sicca. Se conoce con este nombre el ojo seco cuando afecta tanto la córnea como la conjuntiva
  • Síndrome de disfunción lagrimal. Es el conjunto de síntomas típico del ojo seco producido por un mal funcionamiento de las glándulas lacrimales

Síntomas del síndrome del ojo seco

Los principales síntomas del ojo seco son los siguientes:

  • Sensación de quemazón
  • Picor en los ojos
  • Sensaciones dolorosas
  • Pesadez en los párpados
  • Ojos fatigados
  • Sensación de sequedad
  • Ojos rojos
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz)
  • Visión borrosa
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Sobre estimulación del lacrimal

Este conjunto de síntomas es bastante molesto para el individuo y además de afectar a su vida cotidiana, el ojo seco puede afectar los resultados de la cirugía LASIK y la cirugía de cataratas.

Causas del síndrome del ojo seco

Un ojo sano debe disponer de una capa lacrimal adecuada. Esta capa está compuesta por tres componentes con propiedades oleosas, acuosas y mucosas. Cada capa ofrece unas propiedades particulares que combinadas permiten mantener el ojo limpio, húmedo y sano. Cada uno de estos componentes es producido por diferentes glándulas. Un problema con cualquiera de ellas supone un funcionamiento deficiente que va a afectar inevitablemente a la sequedad del ojo.

Factores de riesgo del ojo seco

Los principales factores de riesgo asociados al ojo seco son los siguientes:

  • Uso de computadora
  • Uso de lentes de contacto
  • Menopausia
  • Ambientes interiores
  • Ambientes exteriores
  • Vuelos frecuentes
  • Fumar
  • Condiciones de salud
  • Medicamentos
  • Problemas de párpados

En todo caso, si notas los síntomas que hemos recogido más arriba, te recomendamos que reduzcas tus conductas de riesgo y acudas a un oftalmólogo profesional.