¡Califícanos!

¿Qué es y en qué consiste la retinografía?
¡Califícanos!

La retinografía es una prueba sencilla e indolora. No es necesaria ninguna preparación previa ni es necesario anestesiar. Únicamente se dilata la pupila del paciente para poder observar con mayor extensión la retina o del fondo del ojo.

Actualmente también se realizan retinografias no midriática, que no precisan la dilatación de la pupila para ver el fondo del ojo.

¿Retinografía como se hace?

Si alguna vez se ha preguntado ¿la retinografía en qué consiste?, desde Óptica Laza resolvemos sus dudas. Está revisión de la vista consiste en realizar una fotografía del interior del ojo. El paciente solo apreciara como si dispararan un flash de una cámara y nosotros tendremos una imagen nítida de la situación de la retina.

¿Qué enfermedades detecta una retinografía?

En la retina se encuentran dos zonas muy importantes para la salud ocular: el disco óptico y la mácula.

El disco óptico es la zona del ojo por donde se introduce el nervio óptico. En su parte posterior. Justo en esa zona no hay fotorreceptores por lo que se trata de un punto ciego.

En casos de pacientes con la tensión intraocular alta, se puede apreciar que las fibras que forman el nervio han muerto causando cierta ceguera al paciente. Éste sería un claro síntoma de glaucoma.

La mácula es una pequeña zona amarillenta situada en la parte posterior de la retina. Se trata de la zona de mayor agudeza visual y la que manda la información de los detalles en las imágenes que vemos al cerebro.

En el caso de la mácula, la principal enfermedad es la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Produce un deterioro progresivo de la mácula perdiendo visión central y que puede llegar a convertirse en ceguera si no se detecta y se trata a tiempo.

Estas son algunas de las enfermedades más frecuentes que afectan a la retina y que se pueden detectar mediante la retinografía:

  • La retinopatía diabética
  • La retinopatía hipertensiva
  • La retinosis pigmentaria
  • Desprendimiento de retina
  • Nevus Coroideo
  • Sospecha de pupila glaucomatosa