¡Califícanos!

¿Por qué nos quedamos sordos después de un concierto?
¡Califícanos!

¿Has tenido alguna vez la sensación de salir de un concierto y tener un pitido en los oídos y la sensación de no escuchar bien? Aunque la música puede ser un placer para nuestros oídos, pero en determinadas ocasiones los efectos para nuestra audición pueden ser más negativos de lo que pensamos. Hoy, en Óptica Laza te hablamos de la pérdida de audición o sordera reversible, los motivos que causan estas variaciones en nuestros oídos y el modo de prevenirlo. 

Con la llegada del buen tiempo dan comienzo un sinfín de festivales al aire libre donde podrás disfrutar de horas y horas de música sin parar. Al salir del recinto donde ha tenido lugar el concierto o festival notarás que tu audición no es la misma que antes de empezar. Está demostrado que la sordera reversible es un mecanismo fisiológico que nuestro cuerpo genera cuando estamos sometemos a nuestros oídos a lo que se conoce como estrés del ruido. Es un estado transitorio, pero aún así, debemos intentar evitarlo, ya que, si exponemos nuestros oídos de forma continuada a esta situación, podemos producir daños mayores como la pérdida de audición de alta frecuencia. 

¿Cómo puedes prevenir la sordera reversible?

Durante un concierto podemos llegar a alcanzar hasta 110 decibelios, cuando lo ideal sería no superar los 65. 

Para protegernos de esta sobrexposición de decibelios y no sufrir sus consecuencias, podemos proteger nuestros oídos con tapones que reducirán en 25 decibelios el sonido que percibimos. Alejarse de los altavoces, también nos ayudará, incluso masticar chicle puede hacer que nuestros oídos queden más liberados de esta exposición de ruido tan alta. 

La pérdida de audición desaparecerá pasadas unas horas, pero si la sensación de sordera o pitido persiste, no dudes en acudir a un centro especializado. En Óptica Laza podemos realizar un estudio de tu salud auditiva para que nuestro equipo de especialistas en audición pueda ayudarte.