Hipoacusia neurosensorial

¿Hipoacusia neurosensorial qué es?

Se trata de la pérdida auditiva por afectación del oído interno o del nervio auditivo. La mayoría de los casos está se origina por el daño en la cóclea, el verdadero órgano para oír del oído.

Causas de la hipoacusia neurosensorial

La principal causa suele ser congénita de nacimiento. También puede ser adquirida a lo largo de la vida, debido a un traumatismo craneal, por la exposición constante a ruidos, por enfermedades como: la meningitis, el síndrome de meniere, tumores en el nervio auditivo o por el envejecimiento. Existen medicamentos cuyos efectos secundarios pueden producir ototoxicidad y originar una hipoacusia.

En los niños la más frecuente es la hipoacusia neurosensorial congénita. Esta puede ser heredada de los padres o que se haya generado por una malformación de las estructuras del oído durante el embarazo. En este caso, también puede ser consecuencia de infecciones como la toxoplasmosis, el citomegalovirus o la rubéola, transmitidas al feto durante su gestación.

Síntomas de la Hipoacusia Neurosensorial

Existen varios síntomas de hipoacusia neurosensorial y estos dependen del grado, puede sufrir hipoacusia neurosensorial leve o hipoacusia neurosensorial profunda. Afectando únicamente a un oído o a ambos, en este caso estaríamos hablando de hipoacusia neurosensorial bilateral o hipoacusia neurosensorial unilateral.

En el caso de la hipoacusia unilateral, afectar a un único oído y está hace que haya problemas para poder localizar de donde provienen los sonidos o para oír los con ruido de fondo. La hipoacusia bilateral, afecta a ambos oídos y existe una dificultad para entender palabras y en tonos altos.

Hipoacusia neurosensorial tratamiento

El tratamiento varía dependiendo del grado de la hipoacusia y de si afecta a uno o a ambos oídos. Lo primero que se debe hacer es una audiometría hipoacusia neurosensorial para medir este grado y poder determinar la hipoacusia neurosensorial diagnóstico.

Si se trata de una hipoacusia leve o moderada, tanto si afecta a uno o a los dos oídos, el tratamiento más habitual son audífonos para hipoacusia neurosensorial.

En el caso de la hipoacusia profunda, las prótesis auditivas no son muy útiles porque requieren un cierto grado de audición residual. Al amplificar los sonidos estos suenan más altos, pero no son claros porque el oído interno al estar muy dañado distorsiona el sonido.

En el caso de hipoacusia neurosensorial bilateral profunda, las prótesis auditivas convencionales no sirven y se debe optar por los implantes cocleares.