El ordenador y las lentillas

Hoy en día el ordenador y las pantallas en general se han convertido en un utensilio que utilizamos a diario, ya sea en el trabajo, en el estudio, en el ocio o en la vida personal. Una pantalla siempre va a estar presente en nuestra vida, pues tanto en forma de móvil, como de Tablet, como de ordenador o de televisor incluso, nos van a llegar las imágenes.

La mayoría de las personas pasamos la mayor parte del día mirando al ordenador, sobre todo si se estudia o se trabaja. Esto puede llegar a causar molestias en los ojos que pueden ser mucho más graves si se trata de un usuario que utiliza lentillas para mejorar su visión. De elegir las lentillas adecuadas dependerá el estado de salud de los ojos de la persona y la comodidad de la misma a la hora de estudiar o trabajar.

Cómo afectan las lentillas a sus ojos y a la visión con ordenador

Las lentillas pueden provocar que los ojos parpadeen con menos frecuencia, ya que el ojo lo interpreta como un objeto extraño. Esto puede hacer que los ojos estén más secos, irritados y adquieran un color rojizo por el cansancio.

El cansancio ocular también puede desarrollar una tirantez, así como una visión más borrosa que impide que la persona se concentre en lo que esté haciendo y no se encuentre bien.

Para elegir unas lentillas que reduzcan estos efectos a lo mínimo posible, proponemos algunas recomendaciones:

  • No te coloques frente a una ventana y procura que toda la habitación esté bien iluminada
  • Ajusta tu asiento para que la mirada fija puesta al frente se quede por encima del borde superior de la pantalla
  • Recuerda parpadear con frecuencia, aunque suela ser algo que hacemos de manera automática
  • Trata de tomar un breve descanso cada 20 minutos para reposar la vista