¡Califícanos!

Causas y tratamiento de la conjuntivitis alérgica
¡Califícanos!

La conjuntivitis alérgica es una afección ocular que se produce cuando un agente generalmente externo inflama la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana que cubre el globo ocular y ayuda a lubricarlo. Dada su exposición a agentes externos es más susceptible a sufrir inflamaciones o reacciones alérgicas.

Las principales causas de la conjuntivitis alérgica son la exposición a agentes agresores externos como polen, polvo, moho, pelo de animales, sustancias químicas, etc. Ante estas agresiones la conjuntiva responde mediante la liberación de histamina. El enrojecimiento de los vasos sanguíneos del ojo, el picor o la hinchazón son los síntomas de esta afección.

La conjuntivitis alérgica puede además tener origen hereditario y aparecer en brotes agudos en función de diferentes agentes en distintas épocas del año. Los síntomas pueden empeorar en primavera y verano, principalmente. Por lo general, las mañanas de los días secos, calurosos y con viento suelen ser peores ya que la concentración de polen y polvo en suspensión suele ser mayor y el viento los transporta con mayor facilidad.

El tratamiento para la conjuntivitis alérgica suele ser el mismo independientemente del agente agresor. Una vez el especialista analice cada caso, prescribirá, por lo general, antihistamínicos por vía oral u ocular y gotas lubricantes. De igual forma, si la conjuntivitis alérgica se produce con enrojecimiento de los párpados, se pueden aplicar compresas húmedas frías sobre los mismos para calmar la sensación de quemazón.

Este tratamiento suele hacer remitir o desaparecer los síntomas. No obstante, la mejor estrategia pasa por evitar la exposición a los agentes externos que provocan la alergia.

Si deseas productos para la salud ocular, en nuestra Óptica Laza disponemos de un amplio abanico de soluciones y líquidos. Consúltanos cualquier duda que tengas y te ayudaremos. En nuestra óptica contamos con un equipo profesional a tu completa disposición.