¡Califícanos!

Así se debe limpiar el oído de un adulto
¡Califícanos!

Limpiar el oído con productos naturales en casa

En este artículo te enseñamos cómo limpiar el oído adecuadamente. Existen múltiples productos y técnicas para limpiar el oído, a continuación, te mostramos las más relevantes.

Agua oxigenada, glicerina, alcohol o suero fisiológico

En cuanto a los productos que puedes utilizar para limpiar el oído de un adulto, destacamos el agua oxigenada, la glicerina, el alcohol o el suero fisiológico. Cada producto tiene sus ventajas e inconvenientes.

Cómo limpiar el oído tapado con agua oxigenada

El agua oxigenada solo sirve para disolver la cera y que pueda salir por sí sola con más facilidad. Sin embargo, no es recomendable para infecciones en el oído o para cualquier tipo de lesión. En ese caso, lo más adecuado es acudir al especialista médico.

Cómo limpiar el oído tapado con glicerina

La glicerina funciona igual que el agua oxigenada. Sirve para disolver la cera, pero no para desinfectar.

Cómo limpiar el oído con alcohol

El alcohol puede utilizarse impregnando una bolita de algodón y frotando cuidadosamente el oído exterior. El alcohol además ayuda a desinfectar un poco el oído.

Cómo limpiar el oído con suero fisiológico

El suero fisiológico está esterilizado y cuenta con un grado de salinidad mínimo que ayuda a higienizar el oído. Como todos los productos anteriores sirve para diluir la cera y que sea más fácil extraerla.

Cómo limpiar el oído de un adulto

Para limpiar el oído de un adulto debemos utilizar el producto escogido aplicándolo en el oído con mucho cuidado. El oído es un órgano muy sensible que puede dañarse con cualquier objeto extraño que introduzcas en él. Por eso, no debes introducir bastones de algodón ni ningún otro cuerpo rígido. Puedes impregnar el líquido en una bolita de algodón y moverla con cuidado en el oído a la vez que tiras de la oreja hacia arriba para alinear el canal auditivo.

Una vez impregnado el oído con el líquido limpiador, la cera se hará más líquida e irá cayendo por el canal auditivo. Entonces solo tienes que limpiarla con un algodón húmedo. Si sientes dolor o mal olor, es importante que acudas a un profesional médico.